Enoturismo

La realización de turismo gastronómico le da origen a una rama, muy exclusiva e interesante como es el Enoturismo, donde trasladarse a zonas de producción vinícola para observar de primera mano cómo se cosecha la materia prima, detallar cada paso de la elaboración de la bebida, conocer las instalaciones cargadas de un mucha historia, disfrutar de sus sabores y olores, hace de Tarragona el destino mas ideal e interesante.

Esta Provincia de Cataluña, se destaca por su producción de vinos con diversas denominaciones de origen Montsant, Conca de Barberá, Terra Alta, Penedés, Priorato y Tarragona. Dentro de las bebidas típicas de la provincia de Tarragona esta el vermut, conocido en toda la península ibérica, una de las empresas que lo comercializa en toda España es Yzaguirre. Otra marca Vermuts Miró es popular en Reus.

Se realizan excelentísimas combinaciones con bebida de plátano, llamado Plim, su consumo es muy popular. En Tarragona los sabores y olores están en el menú del día, es por ello que esta habilidad de sus ciudadanos, ha hecho que se obtengan buenos dividendo causando atraen a turistas de otras ciudades y otras partes del mundo por el solo hecho de tener una espumeante experiencia.

Sus bodegas alojan en su interior, no solo la riqueza de uno de los mejores vinos, sino los secretos, la dedicación y la vivencia de hacer vino, como podría tener cabida un delincuente en estos establecimientos, si un cerrajero solo adorna con piezas de cerrajería sus puertas donde sus barriles tranquilos reposan, nada relacionado con el inclemente estrés de la ciudad en donde salir a comprar se deben pasar doble llave a tu casa como recomendación de los cerrajeros porque pueden visitarte los maleantes.

El Enoturismo trae para Tarragona beneficios en cuanto al incremento de la actividad turística en el territorio, Esto trae una nueva fuente de ingresos para los productores de vinos por actividades complementarias generadas por la actividad vinícola. Además que dan cabida para nuevos escenarios para la comercialización, a grandes escalas como para ventas más pequeñas. Saber que ha gente que quiere conocer sobre estos productos, hacen que el productos mejore sus instalaciones para recibirlos, genera nuevas fuentes de empleos. Lo mejor que se hace de manera más directa y humana.

Este don de los tarraconenses, hace a su tierra única para querer visitarla. Aquí existe una escuela que busca explotar todo el potencial del Enoturismo, formando guías especializados que hagan aprovechar al máximo la experiencia de conocer los vinos, las materias primas, toda la historia y evolución de esta fabulosa actividad. Que no solo ve en la formación de un personal especializado para atender tales necesidades, solo la bodega y la producción sino que también se pueden aprovechar actividades in directas que se generen a partir de estas.

Tarragona además de ser el gran puerto de toda Cataluña, también nos brinda la producción de vinos y la atracción de personas al territorio, es una de las cuatro fuerzas más importantes de Cataluña que sigue en evolución, esperando que siga en esa misma sintonía.